El informe

¿Qué es el Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica?

Es un documento de carácter anual que recoge, sistematiza y analiza la Cooperación Sur-Sur que implementan los países iberoamericanos. El mismo se elabora desde el año 2007 y es el único ejercicio de estas características existente para una región en desarrollo. Se convierte así, este Informe 2017, en la décima edición de un producto en constante evolución.

¿Quién lo elabora y cómo?

La elaboración del Informe involucra a los países iberoamericanos (representados a través de sus Agencias y Direcciones Generales de Cooperación), al Programa Iberoamericano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur (PIFCSS) y a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la cual es la encargada de su elaboración y producción final.

Son los propios países iberoamericanos los que deciden los contenidos del informe, así como la metodología de registro y la definición de los conceptos, convirtiendo de esta manera el informe en un ejercicio de Cooperación Sur-Sur en sí mismo. De esta manera, los países se involucran en el proceso de su elaboración a dos niveles: el técnico y el político.

Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017

¿Cuáles son las principales características del Informe 2017?

  • icon

    El primer capítulo incorpora una reflexión estratégica a 40 años de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires elaborada por los Responsables de Cooperación (autoridades en materia de cooperación de los países iberoamericanos)

  • icon

    El informe analiza y sistematiza un total de 1.475 programas, proyectos y acciones de Cooperación Sur-Sur, mostrando quiénes son los principales actores y alianzas, así como cuáles son las áreas sectoriales que más se fortalecen a través de la Cooperación Sur-Sur.

  • icon

    Los datos son obtenidos del SIDICSS, el Sistema Integrado de Datos de Iberoamérica sobre Cooperación Sur-Sur y Triangular. Es el primer sistema de información regional donde los países comparten la información referente a su Cooperación Sur-Sur.

  • icon

    Incorpora un capítulo (el cinco) sobre la Cooperación Sur-Sur que mantuvieron en ejecución los países iberoamericanos con países de otras regiones como, por ejemplo, África y Asia.

Resultados por capítulo

Capítulo I. Hacia los 40 años del Plan de Acción de Buenos Aires: Perspectivas renovadas para la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica

Este capítulo combina la reflexión sobre el Plan de Acción de Buenos Aires (PABA) a cuarenta años de su aprobación, con el contexto actual en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Se destaca la vigencia de este documento que todavía es un referente en materia de cooperación al desarrollo para las estrategias de los gobiernos, organismos regionales y las Naciones Unidas.

Los Responsables de Cooperación, reflexionan así sobre la Cooperación Sur-Sur a distintos niveles: el nacional, destacando el dinamismo de los países iberoamericanos, el regional e interregional, a través de las múltiples plataformas y espacios de diálogo de la región, y el multilateral, revisando los distintos órganos y agencias del Sistema de las Naciones Unidas. El capítulo continúa profundizando tanto en los retos y desafíos, como en las potencialidades de la Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular en la consecución y seguimiento de la Agenda 2030. Entre estas potencialidades se destacan, la Cooperación Sur-Sur como indiscutible medio de implementación efectivo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y como modelo de asociación ejemplar para el desarrollo sostenible, enfatizando en el valor diferencial de su aporte.

El capítulo finaliza con las perspectivas y desafíos de la región de Iberoamérica a 40 años del PABA, entre las que se destacan:

  • Fomentar un sistema internacional de cooperación que genere incentivos constantes para el desarrollo sostenible.
  • Establecer un marco estratégico para la promoción de la Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular en la esfera de la ciencia, la tecnología y la innovación.
  • Promover el diálogo entre la Cooperación Sur-Sur y la Cooperación tradicional por medio de la Cooperación Triangular.
  • Fomentar la articulación y coordinación regional para la promoción de la Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular en la implementación de la Agenda 2030.
  • Promover la Cooperación Sur-Sur descentralizada para la localización de la Agenda 2030.
  • Promover la conformación de alianzas multiactor en el marco de los programas y acciones de Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular.
  • Generar sistemas de datos de información para la sistematización y valorización de la Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular.

Capítulo II. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur Bilateral

El segundo capítulo pone el foco en los 721 proyectos y 155 acciones de cooperación Sur-Sur Bilateral que los 19 países de América Latina intercambiaron entre sí, a lo largo de 2015. De la caracterización de estas cerca de 900 iniciativas, cabe destacar lo siguiente:

Por un lado, siete países de la región fueron responsables del 90% de los 721 proyectos: Argentina, principal oferente con 180 proyectos en ejecución; México y Brasil, los siguientes en importancia relativa con 125 y 110 proyectos; Chile y Cuba, quienes contribuyeron con 80 y 59 de estas iniciativas, equivalentes a un 20% del total; y Uruguay y Colombia, los cuales mantuvieron registros destacables en la franja de entre los 40 y los 50 proyectos.

Por su parte, los 19 países de América Latina (sin excepción) ejercieron como receptores de proyectos de CSS Bilateral. Destacó El Salvador, principal receptor de 2015, con 98 proyectos equivalentes al 13,6% del total. Se trató del único país con una participación por encima del 10%, pues Bolivia y Argentina, segundo y tercer principal receptor de 2015, fueron receptores en cada caso de 68 y 57 proyectos (un 9,4% y un 7,9%, respectivamente).

En lo que se refiere a las capacidades fortalecidas en la región a través de los intercambios de CSS Bilateral, la mayoría de los proyectos (más de 250 —un 40,1% del total—) respondieron a propósitos del ámbito económico: ocho de cada 10 fortaleciendo los sectores productivos; el resto apoyando la generación de infraestructuras y servicios de las economías nacionales. Por su parte, cerca de 215 proyectos (un tercio del total) buscaron la mejora del bienestar social. Otro centenar (un 15% de los 721) atendió al fortalecimiento de las instituciones de gobierno y de la sociedad civil. El 11,6% restante se dedicó, en una proporción de 6 a 4, a actuaciones en los ámbitos medioambiental y de otras actividades como la cultura.

Capítulo III. La Cooperación Triangular en Iberoamérica

El tercer capítulo sistematiza la Cooperación Triangular de la que Iberoamérica participó en 2015: 94 proyectos y 65 acciones que, en suma, multiplicaron por prácticamente 8 los registros de 2006 (159 iniciativas en 2015 frente a las 21 de hace una década). De su análisis destacó lo siguiente:

Doce de los 19 países de la región compartieron sus capacidades en el rol de primer oferente. Cuatro de ellos explicaron casi tres de cada cuatro de los 94 proyectos ofrecidos: Chile, responsable de un 29,8% de los proyectos; Brasil, primer oferente en un 18,1% de las iniciativas; y México y Argentina, con participaciones relativas de un 16% y un 9,6%.

Evolución de la Cooperación Triangular
Países y roles en la Cooperación Triangular

Más de una veintena de actores apoyaron financiera, técnica e institucionalmente, la Cooperación Triangular de 2015. En efecto, desde el rol de segundo oferente destacaron Alemania, presente en más de una quinta parte de los proyectos; España y Japón, quienes con 17 proyectos cada uno explicaron un 36,2% de la cooperación; y Estados Unidos, el cuarto país con mayor actividad. También destacaron organismos multilaterales del Sistema de Naciones Unidas, varios Bancos de Desarrollo y algunas instituciones de alcance subregional (caso de la OEA).

Por su parte, el ejercicio del rol de receptor fue habitualmente compartido por varios países al mismo tiempo (en realidad, en prácticamente un tercio de los proyectos triangulares de 2015). Con participaciones a nivel individual, destacaron Paraguay y El Salvador (en un 23,4% del resto de iniciativas), Guatemala (en un 9,6%) y Honduras (en un 8,5%).

Capítulo IV. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur Regional

El cuarto capítulo se dedica a los 44 programas y 57 proyectos de Cooperación Sur-Sur Regional en los que los países manifestaron participar a lo largo de 2015. A continuación, se resumen los resultados más destacados en relación a quienes participaron y al tipo de problemas a los que la región atendió de manera colectiva a través de esta modalidad de cooperación. En concreto:

México fue el país que participó en un mayor número de iniciativas de Cooperación Sur-Sur Regional: un total de 68. Le siguieron Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica y Perú, todos ellos presentes en entre 50 y 60 programas y proyectos. El resto de países de la región también participaron de iniciativas de CSS Regional, aunque en menor medida.

Los organismos multilaterales fueron también actores relevantes de la Cooperación Sur-Sur Regional de 2015, al participar en 89 de las 101 iniciativas registradas. Cabe aquí destacar el rol que jugaron los organismos iberoamericanos, presentes en un total de 26 programas y proyectos. Le siguió la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA), bajo cuyo Programa ARCAL tuvieron lugar 13 proyectos. Otros actores destacados también fueron el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y MERCOSUR que participaron, en cada caso, en una decena de intercambios.

Capítulo V. Iberoamérica y la Cooperación Sur-Sur con otras regiones en desarrollo

El quinto capítulo incorpora un análisis de las cerca de 400 iniciativas de Cooperación Sur-Sur que Iberoamérica impulsó a lo largo de 2015 junto a otras regiones en desarrollo. Importa señalar que no todos los países que forman parte del proceso regular del  Informe reportaron para este apartado en particular. Cerca del 90% de las iniciativas reportadas (330) se explicaron por intercambios de Cooperación Sur-Sur Bilateral. El resto, en proporciones similares, fueron impulsadas como Cooperación Triangular (21 iniciativas) y como Cooperación Sur-Sur Regional (otras 27).

Descarga el informe

Resúmen Ejecutivo

resumenejecutivosursur2017

Informe completo

Informe de Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2017

Descargar el Informe de años anteriores

2016

Sector de Salud

2015

Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2015

2013-2014

2012

2011

2010

2009

2008

2007

Descargar otros informes

Resúmen Ejecutivo

Sector de la Salud

Informe completo

Sector Salud

Contacto

Secretaría General Iberoamericana

Paseo de Recoletos, 8
28001 Madrid
España
segib.org
informe.cooperacion@segib.org

SegibAlta

Programa Iberoamericano para el fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur

Calle El Pedregal. Blvd. Cacillería, Edificio 4 (Auditorium), planta baja
Ciudad Merliot. Antiguo Cuscatlán – El Salvador
cooperaciónsursur.org
contacto@cooperacionsursur.org

 

css-imagotipo-1